¡Nunca Reduzca su Precio de Venta! Incremente su Contenido!

Raramente reducimos nuestros precios, y frecuentemente los incrementamos en propiedades de movimiento lento.

Tiene sentido, ¿no es cierto? ¡De hecho, si que lo tiene!

 

Hace poco recibimos una carta de un estudiante que tenía problemas vendiendo una propiedad.

 

El tenía una propiedad listada a través de un Realtor (Agente de bienes raíces), quien insistía en que el precio debía ser reducido en US$10,000.

 

El estudiante dijo que el aún ganaría dinero con el precio más bajo, pero que eso significaría una diferencia cuando quisiera cambiar su viejo auto por un auto nuevo o al menos un auto menos usado.

El estudiante me preguntó mi opinión, y mi respuesta es la siguiente:

 

Las personas típicamente compran casas con el presupuesto mensual que ellos pueden comprometer.

 

En otras palabras, si ellos se sienten cómodos realizando un pago mensual de US$1,200 por sus hogares, su agente de hipotecas o el agente inmobiliario les dirá que pueden ellos pagar en términos de precios con las tasas de interés que se están cobrando.

 

La gente desea obtener la mayor ganancia posible por sus US$1,200 o cualquiera que sea la cantidad que estén dispuestos a pagar.

Reducir el precio US$10,000 significará una reducción de menos de US$100 en términos de pagos.

 

Ningún comprador dirá “Bueno, no puedo pagar US$1,200 mensuales por esta casa, ¡¡¡ pero le firmo si me baja la cuota a US$1,160 mensuales!!!”

Usted no va a mejorar el grupo de compradores potenciales reduciendo su precio en esa cantidad.

 

Posiblemente usted pudiera conseguir uno o dos clientes potenciales que tengan como margen US$1,160, mensuales, pero no se abrirán las compuertas de la represa por esa suma.

 

Si usted bajara el precio en US$60,000, usted obtendría una mayor cantidad de compradores, quienes no podrían pagar la cantidad más alta, pero una disminución de este tipo no es realmente lo que usted debería hacer si quiere evitar perder dinero en este negocio.

Reducir el precio no es una solución efectiva, dado que usted realmente no puede bajar el precio y constituir un negocio lo suficientemente atractivo para lograr nuevos clientes que vayan a la casa y lograr un trato.

 

El agente inmobiliario está buscando posibles compradores y una reducción del precio en la única opción en la que ellos pueden pensar en el momento de vender casas en la mayoría de los casos.

Lo que yo hago, lo que cubriremos en el curso, es maximizar el contenido.

 

Me gusta darles más en la casa que aquello que yo recibí.

 

Puedo invertir un par de miles de dólares e incrementar sustancialmente el factor sorpresa de la casa y hacer que la gente se emocione.

 

La gente compra casas por la emoción y buscan racionalizar su decisión con la lógica, tablas de pago y todo aquello que le diga que tan excelente inversión será la adquisición de la casa.

La cosa más común que hemos hecho es adicionar una cubierta en la parte trasera de la casa.

Esto siempre ha funcionado para nosotros siempre que no hemos podido vender una casa.

 

Típicamente obtenemos una oferta dos semanas luego de haber adicionado la cubierta. Aún si no subimos el precio, usted puede ver cómo invertir US$2,500 en una cubierta y mantener el mismo precio (lo que equivale en realidad a una reducción efectiva de US$2,500) es mucho mejor que una rebaja de US$10,000 e incluso una reducción de US$15,000.

Una cubierta grande y nueva le gustará más a los compradores potenciales que ahorrar US$60 mensuales.

 

Las personas piensan que las cubiertas son mucho más valiosas de lo que son en términos de nuestros costos para construirlas.

Recientemente recibimos una cotización de US$$1200 más materiales por una cubierta en la casa.



Otras ideas pueden ser colocar cercas en casas con poco jardín frontal, sistemas de seguridad y electrodomésticos, así como algunos arreglos en los juegos principales como la sala y el comedor.

 

Usted también puede incluir una garantía con el hogar si los sistemas de plomería están muy viejos (concuerde con el agente de bienes raíces que él pague la mitad.)

Coloque accesorios en los baños tales como toallas para huéspedes, jabones bonitos y velas (no encendidas) para generar un mejor ambiente.

 

Coloque una nueva alfombra si la vieja se deteriorada, o pinte la casa si estaba tratando de vender la casa sin volverla a pintar.

También pueden ayudar si se retocan los acabados de madera.

 

Hemos sido sorprendidos en la mitad de la espiral de la mini rehabilitación un par de veces.

 

Algunas veces nos gusta realizar trabajos menores de limpieza y vender las propiedades sin realizar muchos retoques.

Esta es una gran estrategia que yo recomiendo.

 

Obtenemos más de lo que conseguiríamos vendiendo al por mayor a otro inversionista y frecuentemente le vendemos al propietario del hogar o al ocupante que es a la vez el propietario.

Ingresamos y salimos velozmente.

 

Sin embargo, algunas veces sentimos que no logramos hacer lo suficiente, pues una casa no venderá si no se ve realmente hermosa.

 

En este caso hemos sacado dichas propiedades del mercado, hemos hecho algunos otros arreglos (especialmente en pintura y cualquier otra cosa que podemos hacer con el mínimo costo) y la ofrecemos de nuevo en el mercado.

Esto típicamente es suficiente para lograr una venta.

 

Una inversión mínima de algunos miles de dólares reemplaza exitosamente a una reducción de precios radical.



Brevemente, no rebaje el precio si usted ha realizado una investigación de mercado y sienten que el precio que usted está solicitando es realmente justo.

Invierta algo de su tiempo embelleciendo lo que ya tiene.

 

En mi mercado las cubiertas posteriores son el mejor retorno por cada dólar. Generalmente las hacemos de 14 × 16 si hay el espacio.

 

Algunos agentes inmobiliarios aconsejan la reducción del precio cuando caen presas del pánico.

 

Como inversionistas, debemos mantener la cabeza fría e imaginarnos que se debe hacer para “añadir más sabor al steak.”



Créditos

Artículo traducido y publicado con autorización expresa de REIClub.com
Créditos de las fotos e imágenes: Microsoft Corporation.
Traducción realizada para Realtor Essentials.com por Mónica Yaneth Loeb Willes

 

David Whisnant

Dave Whisnant es un abogado e inversionista con sede en Atlanta que se dedica a ayudar a la gente a obtener sus primeros contratos y crear el nivel de éxito en bienes raíces que ellos desean.

 

Luego de construir una práctica legal en el área de bienes raíces, Dave se retiró para enfocarse totalmente en los bienes raíces cuando él vio las utilidades que obtenían sus clientes.

Dave creó un modelo de negocios propietario que le catapultó a ser uno de los inversores élite de Atlanta casi desde el primer día.

 

Dave es diferente a otros inversionistas en su búsqueda de perfeccionar una serie de tácticas de prospección para localizar y aterrizar a vendedores motivados que otros inversionistas ni se darían cuenta que existen.

 

Un inversionista experto Y profesor: los sistemas precisos y fáciles de replicar de Dave han sido implementados exitosamente por sus estudiantes a lo largo de todo el país en mercados competitivos de TODO tipo.

 

El cree en compartir libremente su experiencia e información para el beneficio de cualquier persona que esté seriamente comprometida a triunfar, y cree que sus técnicas van a crear más historias de éxito por estudiante que cualquier otro entrenador de inversión en bienes raíces del mundo.

 

La inversión en bienes raíces ha permitido a Dave el gozar de la libertad que le permite compartir con sus jóvenes hijas, su esposa y sus mascotas, los golden retriever.

Latest from David Whisnant